El Árbol de la Vida

Las escenas de “El Árbol de la Vida” discurren veloces, rítmicas, acompasadas, como si de versos se tratara. Terrence Malick consigue sin duda sobrepasar las fronteras convencionales del cine, creando un poema visual en el que el arte está al servicio de la espiritualidad:

El nacimiento irrefrenable de la vida

1

La fuerza indomable de la libertad

2

El vuelo imposible de la inocencia

3

La caricia intangible de la luz

4

El impulso infatigable del viento

5

El ardor interminable del fuego

6

El roce impalpable del pudor

7

El abrazo inevitable de la disciplina

8

El recelo irreprochable del aprendizaje

9

La huella indeleble del discernimiento

11

La fuente inagotable del crecimiento

10

El sabor inconfundible de la comprensión

12

El camino inescrutable de la fe

13

La lujuria irreprimible del poder

14

El rostro imperturbable del dolor

15

La duda inexpresable de la madurez

16

La búsqueda inexorable de la verdad

17

Anuncios

4 comentarios en “El Árbol de la Vida

  1. Es una de mis pelis favoritas, por qué? Eso a veces no se puede explicar con palabras, eso se siente.
    Esta película es pura sensibilidad y poesía y…. llega.
    Las fotos que has elegido y las frases que las acompañan me han encantado, Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s